Deja un comentario

Sin aires para ondear

(Tomado de Granma)
Autor: Andy Jorge Blanco estudiante de Periodismo | internet@granma.cu

Muchos de los visitantes que llegan a la ciudad matancera de Cárdenas se interesan por conocer el lugar donde ondeó por primera vez en suelo cubano la enseña nacional, el 19 de mayo de 1850: el antiguo hotel La Dominica. Sin embargo, ese inmueble de tanto valor histórico para el país, se encuentra en la actualidad en avanzado estado de deterioro y las perspectivas para su arreglo parecen alejarse en el tiempo.

Declarado Monumento Nacional en el 2000, el hotel hospedó en sus habitaciones al escritor Alejo Carpentier, al poeta Jesús Orta Ruiz, y a José Maceo Fon, nieto de José Maceo Grajales, entre otras personalidades; sin embargo, la necesidad obligó a utilizarlo como albergue para damnificados del huracán Michel en el 2001, con las consecuencias que podría traer para su estado físico. Luego del traslado de los ocupantes, en el 2014 comenzó un proceso inversionista caracterizado por intermitencias constructivas, trabajos epidérmicos y violaciones en la ejecución de la obra.

NEGLIGENCIAS A LA VISTA

Lázaro Suárez Navarro, vicepresidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en el momento de esta entrevista –actualmente presidente de la Asamblea– afirmó a Granma que a La Dominica se le destinaron alrededor de 300 000 pesos de mantenimiento constructivo en el 2015. «Avanzamos algo, sobre todo en el reforzamiento de las estructuras en el primer piso», aseguró.

El dirigente agregó que se hicieron todas las divisiones de la planta alta del sitio, los salideros tuvieron solución y existió un reforzamiento también de las columnas exteriores, así como el repello de paredes.

No obstante estas intervenciones, han existido violaciones en la obra por parte de los ejecutores (una brigada de trabajadores por cuenta propia), que han comprometido la estructura del inmueble. «Empezaron a levantar muros y tabiques sin autorización ninguna y sin tener delante los planos del proyecto ejecutivo. Mantuvieron oídos sordos y falta de comunicación con nuestra entidad», manifestó Augusto Bueno García, especialista de la empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería de Matanzas (Empai), institución a cargo del plan de restauración.

Otra de las cuestiones alarmantes en el asunto fue la demolición del techo de la cocina del inmueble la cual, a su vez, era el entrepiso de dos habitaciones de la planta alta. Para ello la justificación estuvo en que el acero estaba rajado en la esquina y hubo que demolerlo, según Ángel Alonso Cabrera, director de la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía, entidad responsable del lugar. Sin embargo, para Bueno García la salida al tema no es tan sencilla. El arquitecto comentó que la cubierta de la cocina presentaba mal estado, pero tuvo una solución estructural que la fuerza ejecutora –contratada por la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía– no realizó como se le orientó, unido a la falta de control a pie de obra. A lo que agregó una idea que abre el camino para entender los errores cometidos: «No sabían interpretar planos».

Por su parte, Suárez Navarro comentó que la fuerza ejecutora cometió violaciones, aunque aseveró que estas fueron corregidas. Alonso Cabrera reconoció que algunas de ellas fueron, por ejemplo, que los ejecutores levantaron un muro de tres metros cuando el proyecto presentaba la altura como 300 milímetros, pero afirma que la brigada tuvo que cambiar el muro y asumieron los gastos.

La institución, además, quedó sin ventanas en su planta alta en este largo proceso constructivo. «Alerté a los responsables de la obra sobre el peligro que esto significa, porque al entrar la lluvia al inmueble humedece el relleno, lo que produce una sobrecarga en la placa, sin embargo, ahí está todavía esa situación», dijo Bueno García.

Según el especialista, debido a las acciones constructivas que se realizaron sin tener en cuenta las especificidades del proyecto, hoy las placas tienen un sinnúmero de fisuras. Paredes agrietadas a lo largo del tiempo, demoliciones innecesarias y plantas silvestres que nacen en el Monumento Nacional demuestran que La Dominica ha sido víctima de la irresponsabilidad y el abandono.

Contradictoriamente y a pesar de las negligencias de los ejecutores descritas en este trabajo, el director de la Empresa de Comercio, Ángel Alonso Cabrera, declaró a este diario que ellos estaban preparados y los errores cometidos fueron mínimos.

Paradójicamente, al mismo tiempo cuestiona que quizá no eran los más capacitados para trabajar en obras de construcción de hoteles que es, en definitiva, en lo que volverá a convertirse La Dominica.

«Para nosotros era una de las mejores brigadas de cuentapropistas que trabajaba en el municipio, hasta que nos dimos cuenta que, aunque tenían preparación, no disponían del equipamiento para laborar en La Dominica», agregó.

Lo cierto es que se contrató a una fuerza ejecutora que resultó ser poco profesional, sin conocer las competencias de esta para asumir la reparación de un hotel Monumento Nacional, y esto –claro está– despunta como uno de los primeros tropiezos en el camino. Además, si no tenían equipamiento ¿cómo habían podido laborar y demostrar «ser la mejor» en otras obras municipales, razón por la cual se contrató?

El contrato, como afirmó Alonso Cabrera, se hace teniendo en cuenta las mejores ofertas en precios, pero en este caso la opción más económica no tuvo beneficios para la obra, pues desencadenó, también, en una de las decisiones más perjudiciales para la integridad del inmueble.

A la poca preparación de los ejecutores se unió la falta de control a pie de obra.

EL AÑO DEL SILENCIO

En marzo del 2016 apareció un nuevo presupuesto. En esa fecha Ángel Alonso Cabrera, director de la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía, aseguró al telecentro local Tele Bandera la aprobación de 425 000 pesos en moneda nacional destinados a pagar los materiales de la construcción y la mano de obra necesarios.

En esa misma emisión de televisión Alonso Cabrera afirmó que le habían dado al lugar «algunas terminaciones externas» para decorarlo. Sin embargo, la imagen que muestra este reportaje y el estado de deterioro actual del inmueble, de acuerdo con lo que plantean los especialistas en Arquitectura, nada tiene que ver con ello. El 2016 fue un año en el que no se escuchó un ruido de trabajo en el antiguo hotel, un año en el que la Ciudad Bandera vio más lejano el sueño de ver izar allí, otra vez, la enseña nacional.

Suárez Navarro, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, explicó que la nación tuvo que hacer un reordenamiento del balance de materiales debido a las afectaciones en la región oriental por el paso del huracán Matthew en el segundo semestre del 2016. Fue por ello que un grupo de suministros necesarios para esta obra no llegó por el balance del país a la provincia y esta tuvo que retirar el presupuesto.

Mas, aunque las violaciones cometidas y el tiempo de abandono han agravado las condiciones del inmueble –el cual según el arquitecto Augusto Bueno García debe someterse a una inspección de afectación para valorar el estado del edificio– Alonso Cabrera afirma que La Dominica mantiene buena presencia. María Teresa Clark, presidenta de la filial municipal de la Unión Nacional de Historiadores es más realista:

«Es imperdonable que este Monumento Nacional se encuentre en el estado de deterioro actual; constituye un compromiso histórico, social y político recuperarlo, y que en su azotea vuelva a estar la bandera por la que han caído tantos hombres y mujeres».

NUEVO PRESUPUESTO

Si bien en el 2015 y el 2016 se le destinó un presupuesto a La Dominica sin resultados palpables, el 2017 pareciera ser distinto. La añoranza de los cardenenses por ver brillar el inmueble podría empezar a realizarse este año.

No obstante, las experiencias anteriores, en las cuales hubo violaciones al proyecto ejecutivo y falta de control por parte de las autoridades municipales, hacen que hoy los cardenenses se muestren escépticos. Ante ello, Lázaro Suárez Navarro aseveró:

«Los administrativos no hemos cumplido hasta ahora, pero vamos a cumplir porque La Dominica se la debemos al pueblo que es el defensor del sitio. Tenemos la voluntad para acabar de darle una terminación a ese símbolo de la ciudad y del país».

El Consejo de la Administración aprobó en mayo un presupuesto de un millón de pesos para reiniciar los trabajos de rehabilitación y mantenimiento constructivo en el edificio. Además, según los dirigentes, esto servirá para dejar la parte externa mayormente terminada y seguir trabajando en el acondicionamiento interior el próximo año.

El presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular declaró que para evitar errores en la nueva intervención existirá un inversionista a pie de obra mediante la dirección integral de proyectos de la empresa constructora Hicacos, la cual cuenta con amplia experiencia en la construcción de obras para el turismo. Suárez Navarro declaró que la obra comenzará en este mes aunque hasta la fecha La Dominica sigue en silencio.

Alonso Cabrera reconoció que en la nueva intervención se necesita más vigilancia en la obra, lo cual debe solucionarse con la administración de la empresa constructora:

«Hay que redoblar los pasos y para eso se necesita de personas más preparadas y con más nivel. Ahora no lo podemos dejar pasar».

Mientras tanto, Suárez Navarro admitió que el presupuesto aún es insuficiente, «no obstante ser una cifra significativa, pues representa poco más del 10 % de lo que genera el municipio con todas sus entidades por concepto de desarrollo local», expresó.

Rescatar este sitio exige despojar a la inversión de todos los lastres que se expresan aquí, los cuales pasan por la falta de responsabilidad de los ejecutores y del control de la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía y de las autoridades del Gobierno en el territorio cardenense, que destinó el presupuesto para esa entidad. Si no ocurriera así, ni con un carretón de millones volveremos a ver relucir el inmueble como un hotel de ciudad, y percibir que el aire se apodera nuevamente de La Dominica para que vuelva a ondear allí nuestra enseña nacional.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

elbesoenelespejo

Quizá estas letras no son mi primera perturbación, pero fue lo primero que consolidé para liberar la tensión de la represión que aún persiste en mi. Este blog parece un Avatar, una cosa tan extraña y tan propia, tan rechazada por las editoriales, que hizo temblar mi espíritu de escritor... Así... Sólo son cenizas. Como todo en la vida. Enérgicas cenizas!

EL LATIGAZO

Blog personal que explora la actualidad económica cubana a través de la investigación, la interpretación de fenómenos y la opinión.

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Girón Rebelde

Bitácora de un encuentro con la historia de Abril

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar mis canciones de rap, guitarra y otros generos, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones y demas, a parte podras estar informado sobre mis proximos proyectos y eventos

Palabras sin mordaza

Un país sin cultura es un país sin identidad

Emisora Radio Ciudad Bandera

Entérate de la actualidad en Cárdenas

Ciudad Bandera

Entérate de la actualidad en Cárdenas

A %d blogueros les gusta esto: