Breve historia

Foto satelital de la Ciudad de Cárdenas fundada el 8 de marzo de 1828

Foto satelital de la Ciudad de Cárdenas fundada el 8 de marzo de 1828

Sobre una planicie a poca elevación del mar descansa la Ciudad de Cárdenas, ubicada en la costa norte de Cuba a unos escasos 46 kilómetros del centro de la ciudad de Matanzas.

Bordeando la bahía de igual nombre, este asiento fue fundado el 8 de marzo de 1828 como San Juan de Dios de Cárdenas en acto solemne y oficial.

Contó con la presencia del Administrador de Rentas Reales de Matanzas, Juan José Aranguren; el capitán Pedáneo de Lagunillas, Ángel Jerez; y de otras autoridades administrativas y eclesiásticas matanceras y de varios vecinos de la zona. Se incluye además el trazado de la plaza pública y de las cuatro primeras calles, sobre las cuatrocientas varas de terrenos adquiridas para este fin por la Real Hacienda.

Esta ciudad obtiene su nombre más de un siglo antes de su fundación. Se le llamó por San Juan de las Ciegas y Cárdenas, en 1709 como agradecimiento a don Mateo de Cárdenas y Vélez de Guevara .

El territorio que actualmente ocupa no constituyó uno de los puntos de interés inmediato para los conquistadores europeos, llegados a Cuba en las primeras décadas del siglo XVI.

No obstante, la costa cardenense fue recorrida y reconocida durante el bojeo realizado por Sebastián de Ocampo, en 1509, y como parte de la empresa colonizadora de la Isla, emprendida entre 1511 y 1513 por Diego Velásquez con la ayuda de Pánfilo de Narváez, con el objetivo fundamental de explorar la geografía y las potencialidades económicas del territorio insular.

Mercedación de las tierras de Cárdenas

El terreno de Cárdenas compuesto fundamentalmente por campo abierto, cubierto de hierbas y juncos, con pequeños arbustos, palmas, y en algunas áreas pinos, propició la gran concentración de hatos, corrales y sitios en la región, durante la segunda mitad del siglo XVI y en el transcurso del XVII, conocidos con el nombre de sabana o sabanilla en los documentos, mapas y planos de la época.

El Cabildo de La Habana, debido al interés de los vecinos por obtener mercedes de tierras, comenzó a otorgarlas desde 1550. El Gobernador de la Isla, Gaspar del Toro, encargó a Luis Peña que fijara las medidas para todo el país, adoptándose la forma circular, puesto que el desconocimiento topográfico y geográfico de Cuba, no permitía hacer otra operación que la de fijar un punto y circular sobre él.

Así en el transcurso de la segunda mitad del siglo XVI, se comienza el proceso de mercedación de la zona, al concederse a Antón Recio, el 12 de septiembre de 1569, el corral Camarioca, que comprendía el área donde actualmente esta situado el poblado de igual nombre. A este sitio, el más antiguo de los mercedados en el territorio, seguirán en orden de antigüedad: el de Las Ciegas, ubicado junto a la sabana Las Guásimas, concedido el 4 de abril de 1576 a Ambrosio Hernández; el mencionado corral o sabana Las Guásimas otorgado a Antonio Ramírez el 18 de febrero de 1628; el Corral Nuevo, situado en un punto inmediato al actual emplazamiento de la ciudad de Cárdenas, adjudicado en 1635 a Baltasar Velásquez y Luis de Soto; y el hato Las Lagunillas, concedido, el 3 de septiembre de 1669, a Juan Morejón, a pesar de que habían sido admitidas las diligencias desde 1648 a varias personas.

Un rasgo distintivo del sistema de apropiación de la tierra es el hecho de que los solicitantes, luego de la obtención de las mercedes, generalmente no se ocupaban de ellas, lo cual constituía un incumplimiento de las Ordenanzas del Marqués de Cáceres, que establecían, desde 1573, el derecho de los cabildos a conceder de nuevo las tierras mercedadas, si su propietario no había emprendido el poblamiento de las mismas, en el término que las corporaciones acordaran.

Se destacaron por la ocupación en gran escala del territorio: Alonso Velázquez de Cuellar, quien en más de una ocasión fue Alcalde Ordinario de la villa de La Habana y Regidor Perpetuo de su cabildo y Antón Recio y Castaños, el cual se apropió de varios hatos y corrales ubicados en el territorio del actual municipio de Cárdenas.

El mayorazgo de Antón Recio

Elmayorazgo surgido por el empeño de perpetuar la fortuna familiar mediante la herencia fue calificado por la investigadora Juana María V. del Sol como “… la primera institución civilísima en Derecho, la primera que existió en Cuba y hasta donde se sabe, también la primera de América Latina”.

Al fallecer Antón Recio y Castaños en 1575, el Mayorazgo, aprobado por Real Cédula del 2 de noviembre de 1570, con la condición esencial para disfrutarlo de anteponer el apellido Recio a cualquier otro, pasó a manos de su hijo Juan Recio. Durante el resto del siglo XVI y el transcurso del XVII, estas propiedades pasaron de padre a hijos, cumpliéndose la voluntad de su fundador.

El período comprendido entre 1700 y 1790 fue de vital importancia para el desarrollo de Cárdenas, pues junto a la efectiva explotación de sus potencialidades económicas, se suceden un valioso grupo de transformaciones que generan un desarrollo continuo y acelerado.

Organización social y desarrollo económico

Los antecedentes de la organización de los caseríos en la comarca, se remonta a los años finales del siglo XVII, cuando el obispo Diego Avelino de Compostela creó las parroquias de San Hilarión de Guamutas y de San Cipriano de Guamacaro, que no sólo regentaban los territorios donde estaban situados, sino también buena parte del actual municipio de Cárdenas hasta mediados del siglo XIX. Este hecho indica además, que ya se organizaban núcleos de población en su jurisdicción eclesiástica.

Carlos Maria de Rojas

Carlos Maria de Rojas

En el territorio cardenense se van asentando ricos propietarios criollos y extranjerosCarlos María de Rojas, patriota insigne de Cárdenas fundamentalmente franceses, desde finales del XVIII y durante el primer cuarto de siglo del XIX, lo cual determina la instalación, entre 1810 y 1837, de varios ingenios que, si bien eran trapiches, contribuyeron a que Cárdenas despuntara a partir de 1840 como una de las zonas azucareras más importantes de la isla.

Ante esta situación muy pronto los hacendados azucareros comprendieron la necesidad de establecer el ferrocarril en la Isla cuanto antes para resolver los problemas que le ocasionaba el transporte del dulce producto, desde el ingenio y hacia los puntos de embarque. Así, en 1837, se inaugura la primera línea férrea que existió en Cuba, la cual comunicaba a La Habana con Güines.

El café como el azúcar, requirió de una numerosa mano de obra esclava, aunque en menor cuantía. Los empleados de un cafetal eran el administrador, el mayoral y a veces, el médico. Su dotación máxima era de cien negros y se dotaba con menos costo y mayor facilidad que un ingenio.
Numerosas plantaciones fueron fomentadas en la zona, entre ellas se destacaron las nombradas “La Minerva”, “Tentativa”, “Constancia”, “Resignación”, “San Juan”, “La Luisa”, “El Búfalo” y otras, no menos importantes.

En 1829 el café matancero se exportó fundamentalmente hacia Inglaterra y Estados Unidos, países que asimilaron casi el 50% de los embarques efectuados por el puerto de Matanzas. Otras naciones compradoras fueron los Países Bajos, Francia, España, Rusia e Italia. Dentro de lo exportado se encontraba incluida la producción del territorio cardenense.

Cárdenas convertida en Villa

El 31 de diciembre de 1853 por real orden se le concede a Cárdenas el título de Villa, a petición de la junta municipal. Este hecho denota la prosperidad alcanzada a solo 25 años de su fundación.Llave de la Ciudad de Cárdenas una de las distinciones aprobadas en la Asamblea del Parlamento municipal de 1994.

En 1849 ya la escuela primaria era una realidad y en 1855 la ciudad tenía escuelas superiores.

Otra realidad era la ayuda comunitaria a aquellos que la suerte les había dado la espalda. En la década de 1910 ya en esta ciudad operaba el hospital Santa Isabel con capacidad para más de cien enfermos; un Asilo para Niños y otro para ancianos.

Llave de la ciudad

Llave de la ciudad

A finales de la década de 1950, entre otras instituciones de renombre nacional, operaban la Escuela de Comercio, Los Escolapios, La Progresiva, el Instituto de Segunda Enseñanza y muchas otras escuelas, tanto privadas como públicas.

Colectivo de autores
Oficina del Historiador
Cárdenas

Anuncios
elbesoenelespejo

Quizá estas letras no son mi primera perturbación, pero fue lo primero que consolidé para liberar la tensión de la represión que aún persiste en mi. Este blog parece un Avatar, una cosa tan extraña y tan propia, tan rechazada por las editoriales, que hizo temblar mi espíritu de escritor... Así... Sólo son cenizas. Como todo en la vida. Enérgicas cenizas!

EL LATIGAZO

Blog personal que explora la actualidad económica cubana a través de la investigación, la interpretación de fenómenos y la opinión.

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Girón Rebelde

Bitácora de un encuentro con la historia de Abril

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar mis canciones de rap, guitarra y otros generos, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones y demas, a parte podras estar informado sobre mis proximos proyectos y eventos

Palabras sin mordaza

Un país sin cultura es un país sin identidad

Emisora Radio Ciudad Bandera

Entérate de la actualidad en Cárdenas

Ciudad Bandera

Entérate de la actualidad en Cárdenas

A %d blogueros les gusta esto: